Actividades Dirigidas

¿PORQUE NO TENEMOS ACTIVIDADES DIRIGIDAS?

Creemos que dichas clases son un buen servicio de carácter mucho más lúdico y social. Con el siguiente handicap, en ellas el instructor ofrece a los usuario una clase la cual carece de atención a cada uno de los asistentes, olvidándose por completo de las lesiones o limitaciones que pueden existir a nivel personal. De esta forma se ofrece una actividad colectiva sin tener en cuenta ni poder controlar lo más importante, la técnica y buena realización de los ejercicios de forma individual.

Por otro lado, de forma generalizada se ofrece a los usuarios de un gimnasio las clases como una forma de realizar ejercicio enfocada a la pérdida de grasa y tonificación. Y esto no es totalmente cierto: muchas de las actividades son de carácter anaeróbico, por lo tanto y en ese mismo instante, fisiológicamente hablando, no existe una oxidación de la grasas y mucho menos habrá un aumento de la masa magra, es decir, “ganar músculo”, debido a que la musculatura en dicha actividad no alcanzará a tener el estímulo adecuado para llegar a la tonificación deseada, por el tipo de intensidad que se realiza en estas clases.

Por ello nos centramos en nuestro sello de identidad, la atención y personalización en sala de musculación.